FORO SOBRE LANZAROTE

www.webdelanzarote.com
Fecha actual Lun 23 May, 2022 6:04 pm

Todos los horarios son UTC




Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Lun 24 Nov, 2008 8:15 am 
Desconectado

Registrado: Jue 21 Abr, 2005 11:14 am
Mensajes: 1198
Según laprovincia.es:

El yacimiento de San Marcial del Rubicón, en el sur de Lanzarote, una de las zonas históricas más relevantes de todo el Archipiélago por ser una muestra de los primeros contactos entre la cultura europea y aborigen hace seis siglos, podrá ser visitado tras la creación de un parque arqueológico en la zona que permitirá conocer los restos que perviven en el lugar.

Imagen

La creación del parque arqueológico San Marcial del Rubicón, junto a las playas de Papagayo (municipio de Yaiza) está cada vez más cerca. El Cabildo de Lanzarote, a través de su área de Patrimonio Histórico Artístico, ha recuperado el proyecto para llevar a cabo esa iniciativa y solicitará al Ayuntamiento de Yaiza la cesión del suelo en el que se asienta ese yacimiento, de más de 600 años de historia, para materializar las acciones necesarias encaminadas a facilitar la visita a esos vestigios.

A su vez se pretende difundir el conocimiento de esos elementos entre residentes y turistas, además de promover su conservación y continuar con la investigación en ese recinto.

El área arqueológica, que tiene una superficie de unos 25.000 metros cuadrados, se encuentra en la desembocadura del Barranco de Los Pozos o de la Pila, junto a las playas de Papagayo, en el Monumento Natural de Los Ajaches. Ese espacio lo conforman los restos de una torre, dos necrópolis, varios pozos, un área fabril y una iglesia que corresponden al asentamiento de los normandos en Lanzarote en julio de 1402, así como construcciones de la población prehistórica de la Isla que convivió con los europeos.

El autor del proyecto que encargó el Cabildo en 2004, el estudio Bravo y Martín Arquitectos S.L., que se encargó a su vez de la recuperación de Los Ajaches (la ordenación y adecuación de los accesos a ese espacio protegido y el camping), ha programado la intervención en dos fases. En la primera de ellas, cuyas acciones están valoradas en unos 500.000 euros y serán financiadas con parte del millón de euros que ha reservado el Plan Sectorial de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias para ésa y otras actuaciones, como el museo de sitio en Zonzamas, se acometerán el cerramiento y la señalización del área arqueológica y de los recorridos interiores y exteriores de la misma. Así mismo, se retirarán los materiales que cubren los elementos para que los restos puedan ser contemplados en lo que será el museo de sitio.

Muros de piedra seca, de altura variable y de hasta un metro, delimitarán el lugar, junto a pilones, vegetación autóctona y elementos de hormigón coloreado en tonos tierras. En varios paneles se explicarán cómo acceder al parque y se informarán sobre las normas y valores culturales de la instalación.

Los recorridos en las excavaciones se harán sobre pasarelas de madera superpuestas al terreno.

Para la segunda parte se han previsto el museo, el centro de exposición e investigación, aseos y el arreglo de la entrada al monumento natural. Se prevé que la ejecución de las obras, que se harán mediante concurso público, duren dos años.

Técnicos de Patrimonio de la Corporación Insular y los redactores de la propuesta se reunirán en breve para estudiar la mejor ubicación del aparcamiento, ya que se pretende causar el menor impacto posible en el lugar. No se descarta que debido a su cercanía con el estacionamiento del camping, éste pudiera servir también para ser utilizado por los visitantes del yacimiento.

Los historiadores ha puesto de relieve que San Marcial del Rubicón es uno de los espacios arqueológicos más significativos de Canarias porque representa el contacto entre las culturas europeas y aborigen en un momento decisivo para la evolución histórica posterior de las islas. Las investigaciones más antiguas en el Rubicón son las que realizaron los hermanos Serra Rafols a inicios de la década de los sesenta.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Jue 15 Nov, 2018 4:13 pm 
Desconectado
Site Admin

Registrado: Sab 30 Ago, 2003 6:24 pm
Mensajes: 3039
Según Diario de Lanzarote:

Las dos universidades públicas y el Gobierno de Canarias trabajarán juntos en el proyecto de investigación arqueológica del yacimiento de San Marcial de Rubicón, situado en el municipio lanzaroteño de Yaiza.

Imagen

El consejero de Turismo, Cultura y Deportes, Isaac Castellano, presentó el acuerdo con el vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Pablo Suárez, y el vicerrector de Investigación la Universidad de La Laguna, Francisco Almeida, en las instalaciones del Cabildo insular.

En el acto estuvieron presentes el presidente de la Primera Corporación, Pedro San Ginés, la consejera de Patrimonio, Carmen Rosa Márquez, y el alcalde de Yaiza, Óscar Noda, administraciones que también participan en este proyecto científico y cultural.

“El Gobierno de Canarias está dando un impulso decisivo al acondicionamiento de la zona histórica de San Marcial del Rubicón para darle el valor que le corresponde a este enclave arqueológico, reactivando los proyectos de conservación, investigación y difusión de un patrimonio cultural único que, además, supone un instrumento que engrandece el potencial cultural y turístico de la Isla”, aseguró Isaac Castellano tras la firma del convenio.

“Esta iniciativa -prosiguió el consejero de Turismo, Cultura y Deportes-, en las que están implicadas las tres administraciones públicas y las dos universidades canarias, permitirá que la ciudadanía y los turistas puedan recorrer y conocer de cerca el primer asentamiento europeo de Canarias del siglo XV, dentro de un proyecto científico y cultural ambicioso que requiere el compromiso de todos”.

Tal y como concluyó Castellano, “el Gobierno de Canarias coordina y planifica políticas de actuación como ésta, encaminadas a poner en valor la riqueza del patrimonio cultural de las islas y generar riqueza, avanzando en la incorporación de los bienes culturales como parte de la oferta turística, sin olvidar la parte formativa y educativa para la población local”.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, agradeció al Gobierno de Canarias, y en concreto a su consejero de Turismo y Cultura, Isaac Castellano, “el apoyo y sensibilidad mostrados en esta legislatura con Lanzarote para impulsar el patrimonio histórico, cultural y arqueológico de la Isla”, como el caso del convenio rubricado recientemente para la cesión del suelo y el proyecto para la ejecución del Museo de Sitio de Zonzamas, que se espera licitar este mismo año con una inversión final de tres millones de euros.

“Ahora le toca el turno al yacimiento de San Marcial de Rubicón -prosiguió San Ginés-, donde previamente el Cabildo y el Ayuntamiento de Yaiza ya han venido trabajando con algunas actuaciones de limpieza de los pozos y conservación del espacio, pero se requiere aprovechar aún más todo el potencial que ofrece en materia de estudio, difusión e investigación esta zona arqueológica donde están localizados los pozos históricos del Monumento Natural de Los Ajaches”.

Además, San Ginés agradeció a la dos universidades “su implicación y participación en este proyecto de investigación” que será financiado por el Gobierno, “así como la difusión de una de las zonas históricas más relevantes de todo el Archipiélago, por ser la primera muestra de los primeros contactos entre la cultura europea y aborigen de hace siglos”.

Imagen

El vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia de la ULPGC, José Pablo Suárez, aseguró que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria cuenta con investigadores y grupos de investigación punteros en arqueología y conservación del patrimonio que llevan muchas décadas trabajando en pos de la puesta en valor de esta riqueza de la historia canaria.

“Junto con estos investigadores en arqueología”, añadió el vicerrector, “la ULPGC cuenta con grupos punteros y reconocidos internacionalmente en turismo, especializados en los nuevos campos que se abren en la oferta turística y que también pueden aportar su conocimiento a este gran proyecto”.

Asimismo, el vicerrector de Investigación de la ULL, Francisco Almeida, destacó que el trabajo de investigación que se realizará en San Marcial de Rubicón “es una iniciativa de gran envergadura, a la que la Universidad de La Laguna dotará de las herramientas técnicas, tecnológicas y documentales necesarias, que estarán a disposición de un proyecto que tiene vocación de continuidad”.

Finalmente, el alcalde de Yaiza, Óscar Noda, señaló la importancia de “la ejecución del proyecto de Parque Arqueológico de cara a la recuperación del emplazamiento, habilitándolo para su visita controlada siempre con la idea de acometer una actuación de poco impacto que evite el deterioro y promueva la recuperación y cuidado de los pozos”. Noda recordó que “el Cabildo y el Ayuntamiento ya dieron en su día un primer paso importante limpiando las históricas construcciones de piedra en la misma dirección de recuperar el BIC”.

San Marcial de Rubicón se trata de un área arqueológica de alto interés patrimonial, que engloba diferentes sectores: la torre-fortaleza, los pozos, el área fabril, el sector de la iglesia, la necrópolis y, por último, la zona aborigen. El proyecto de investigación supone una actuación integral que intenta abarcar desde la propia investigación hasta la protección, conservación, adecuación y difusión de este primer asentamiento europeo.

Cabe recordar que en este yacimiento únicamente se han desarrollado en las últimas décadas intervenciones puntuales de limpieza y protección de los pozos, resultando necesario profundizar en el conocimiento científico iniciado en los años 60 del pasado siglo por diversos investigadores.

La iniciativa contempla, además, la elaboración de una propuesta integral de gestión para su futuro; la consolidación y restauración de estructuras arquitectónicas de conjunto y generales; y el impulso del expediente de incoación y declaración BIC como Zona Arqueológica, actualmente paralizado.

En cuanto a su puesta en valor, el documento contempla la instalación de paneles informativos provisionales, el inicio de acciones de musealización del yacimiento y su conversión, sí así se dispusiera en Parque Arqueológico.

El proyecto de investigación cuenta con una financiación para 2018, de 50.000 euros para cada universidad, 100.000 en total, y su duración se podrá prorrogar a lo largo de dos años.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Vie 01 Oct, 2021 4:13 pm 
Desconectado
Site Admin

Registrado: Sab 30 Ago, 2003 6:24 pm
Mensajes: 3039
Según Diario de Lanzarote:

El proyecto de investigación arqueológica en San Marcial de Rubicón, en el municipio de Yaiza, empieza una segunda fase dentro del nuevo convenio firmado entre el Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento de Yaiza y las universidades públicas de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria.

Imagen

Esta campaña desarrollada en el primer asentamiento europeo permanente de Canarias tiene como objetivo avanzar en las diferentes unidades arqueológicas a través de sondeos, excavaciones y sobre todo, prospecciones geofísicas, tanto terrestres como marinas, para localizar posibles estructuras soterradas, y sí que se han encontrado.

El yacimiento de San Marcial de Rubicón es un enclave arqueológico de alto nivel científico y patrimonial ya que muestra los primeros contactos entre la cultura europea y aborigen en el siglo XV.

Desde esta zona se inicia el proceso de exploración y conquista del Archipiélago canario, lo cual supuso la construcción de elementos arquitectónicos que se vienen descubriendo en las últimas décadas como una torre-fortaleza, una iglesia, unos pozos, así como otras estructuras relacionadas con el asentamiento.

Además, en este núcleo también se encuentran otras formaciones sociales propias de los antiguos habitantes de la Isla, como una necrópolis.

El propósito global de este proyecto es avanzar en el conocimiento de este destacado yacimiento, promoviendo su investigación, la conservación y protección de su patrimonio, así como su difusión y puesta en valor.

Entre las líneas de actuación de esta nueva campaña se desarrollan trabajos arqueológicos tales como prospecciones superficiales y geofísicas, sondeos y excavaciones en extensión y prospección geofísica y subacuática de la zona litoral del yacimiento.

A estas actuaciones principales se añadirán las intervenciones que se deriven de ellas, como restauración y consolidación de las unidades exhumadas que lo requieran, así como el estudio de los materiales arqueológicos resultantes.

Imagen

Los resultados de los primeros días de trabajo arqueológico en San Marcial del Rubicón han arrojado buenos resultados, seleccionando tres puntos de interés. El primero, donde se observó una roca trabajada desde la que han aflorado "estructuras de mampostería con niveles de ocupación asociados a vertederos del siglo XV, apareciendo cerámicas aborígenes y coloniales, así como restos de consumo", indican el arqueólogo Miguel Ángel Hervás y la codirectora de la investigación, Esther Chávez.

La segunda zona intervenida, "es donde en los años 80 ya se habían identificado por los profesores Tejera Gaspar y Aznar Vallejo algunas estructuras y, en efecto, ha aparecido una habitación con nivel de ocupación y varios hogares asociados junto a materiales propios del siglo XV", añaden.

Por último, explican que se tenían evidencias aportadas por el georradar, en la zona de mayor valor estratégico para la defensa del lugar, "que nos ha permitido constatar un tramo de estructura mural de casi dos metros de espesor, asociado a lo que las fuentes escritas denominan el Castillo del Rubicón, siendo uno de los grandes hallazgos de la campaña".

La directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, pone de relieve que esta actuación es "integral y multidisciplinar al utilizar tanto las fuentes documentales como las técnicas actuales de investigación que nos conducen a aumentar el conocimiento de lo que aquí sucedió, más allá de la fundación de la ciudad en 1408, sino desde el primer asentamiento humano".

La titular del Área de Patrimonio del Gobierno destacó, además, que "se cuenta con un equipo de 15 personas, entre las que se encuentran estudiantes de las dos universidades canarias, aprovechando esta intervención para su formación.

Asimismo, manifestó que "se plantea la instalación de paneles informativos provisionales y la reconducción de senderos para evitar posibles pérdidas o alteraciones en el estado de conservación de las estructuras visibles".

Por su parte, el alcalde del municipio de Yaiza, Óscar Noda, declaró "la apuesta de su corporación por la investigación de esta zona arqueológica, porque estamos pisando la historia, no solo de Yaiza sino de Canarias".

El alcalde destacó "la importancia de la divulgación para trasladar el valor de su protección, para lo que en un futuro se organizarán visitas guiadas". Óscar Noda hizo el recorrido por el yacimiento junto a la concejala de Patrimonio de Yaiza, Silvia Santana, comprobando el avance de la investigación en la tercera semana de esta fase de cuatro semanas de trabajo.

A través de la metodología propia de la prospección superficial, la prospección geofísica y la de excavación estratigráfica se van a definir claramente los límites de la zona arqueológica y reconocer posibles estructuras dentro de la misma, así como registrar los materiales arqueológicos localizados a nivel superficial en las fichas correspondientes.

La prospección geofísica terrestre se usa para detectar las estructuras soterradas con métodos no destructivos, ya que asegura una profundidad de investigación de aproximadamente dos metros sobre el área arqueológica. Complementaria a esta acción, se propone la realización de una prospección mediante tomografía eléctrica (ERT) de manera que apoye la interpretación de los resultados que se obtengan mediante el georradar para obtener información del contexto geoarqueológico a una profundidad de 6 metros aproximadamente.

En cuanto a la prospección subacuática, un método pionero en este yacimiento, permite hacer un sondeo en la costa por medio de una manga de succión con la retirada del depósito estratigráfico y averiguar si hay presencia de restos materiales en el paquete sedimentario. En principio no se contempla la extracción de material del medio marino, solo aquellos objetos que cuenten con un riesgo de deterioro o desaparición alto.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Vie 01 Oct, 2021 4:14 pm 
Desconectado
Site Admin

Registrado: Sab 30 Ago, 2003 6:24 pm
Mensajes: 3039
Vídeo Lancelot Digital:



Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: Jue 19 May, 2022 4:08 pm 
Desconectado
Site Admin

Registrado: Sab 30 Ago, 2003 6:24 pm
Mensajes: 3039
Según Diario de Lanzarote:

Restos de una fortificación y de las casas donde se alojaron los primeros europeos que llegaron a Canarias, cerámica y monedas del siglo XV y hasta muros de tapial han ido apareciendo bajo el jable del Parque Natural de Los Ajaches después de que dos arqueólogas se empecinaran en excavar en el yacimiento de San Marcial de Rubicón en busca de los restos de los conquistadores que llegaron a Canarias a principios del siglo XV. Después de dos campañas arqueológicas y de muchas horas al sol, las investigadoras han podido confirmar lo que ya se sabía: que Rubicón fue el primer asentamiento europeo estable de las Islas. Desde allí, los normandos Jean de Bethencourt y Gadifer de la Salle iniciaron en 1402 la conquista señorial de Canarias, que terminó con las islas bajo el dominio de la corona de Castilla en 1496.

Imagen

Con el objetivo de contribuir a “completar el conocimiento de esta etapa de la historia de Canarias”, en concreto aquel que tiene que ver con los inicios de la conquista y los primeros contactos entre la cultura europea y la aborigen, las doctoras Esther Chávez, de la Universidad de La Laguna,y María del Cristo González, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, emprendieron en 2019 una campaña de excavación en el yacimiento de San Marcial de Rubicón, en Yaiza. La idea era avanzar en el conocimiento de San Marcial de Rubicón promoviendo la investigación, conservación y protección de su patrimonio, así como su puesta en valor y difusión.

Un viaje por la historia arqueológica de Rubicón nos habla de personajes ilustres como Antonio María Manrique, que allá por 1880 visitó junto a un pastor y el cura de Femés el lugar en busca de una iglesia construida en 1402 y que dos años más tarde se convirtió en la primera sede catedral de Canarias bajo el obispado rubicense; también algunos pozos que han traído de cabeza a los arqueólogos con atribuciones fenicias, romanas y normandas y hasta los cimientos de una torre que los hermanos Serra Ráfols atribuyeron en 1960 a la torre bethencuriana.

Serán los profesores de la Universidad de La Laguna Antonio Tejera Gaspar y Eduardo Aznar Vallejo quienes a finales de los ochenta inicien una campaña para ahondar en el conocimiento del asentamiento, sobre todo de la torre y del espacio religioso que funcionó como catedral hasta que a finales del siglo XV la sede del obispado se trasladó a Gran Canaria. El templo de San Marcial acabaría en ruinas y su techumbre y altares, víctimas del saqueo perpetuado por barcos ingleses a finales del XVI.

Allá por 1485 el poblado había quedado abandonado al moverse su población a la zona de Femés huyendo de las razias que capturaban a los canarios para venderlos como esclavos. Poco a poco, el jable fue cubriendo el lugar y con ello el escenario de las historias que relatan las páginas de la crónica europea de la conquista, Le Canarien. El saqueo y el vandalismo, entre otras causas, fueron sacudiendo el yacimiento hasta caer en el olvido.

La idea de regresar a Rubicón y seguir destapando pedazos de la historia de la conquista del Archipiélago llevaba tiempo rondando las cabezas de las profesoras Esther Chávez y María del Cristo González hasta que se decidieron a viajar a Lanzarote en busca de la huella de Jean de Bethencourty Gadifer de la Salle.

En 2019 se inició una campaña amparada en un convenio de colaboración con las dos universidades canarias. En aquella ocasión, los trabajos fueron codirigidos por Nona Perera, actual directora general de Patrimonio Cultural. La intención era conocer la dimensión real del yacimiento y llevar a cabo un estudio geológico e hidrológico, así como un análisis técnico y de diagnóstico de la estabilidad constructiva de los pozos, una de las joyas arqueológicas del yacimiento de San Marcial de Rubicón y que más literatura científica ha generado con teorías atributivas a la cultura fenicia, romana o normanda.

Tras evacuar el agua y limpiar el barro y la basura acumulada durante décadas, “gracias a la inestimable colaboración del Ayuntamiento de Yaiza”, recalcan las investigadoras, se pudo comenzar a estudiar las estructuras de los pozos, siguiendo la metodología de la lectura estratigráfica de los paramentos. El equipo también llevó a cabo un trabajo de documentación digital, coordinado por Víctor López Menchero, de los pozos de la Cruz, San Marcial y de Las Pilas.

La arqueóloga María del Cristo González explica que uno de los objetivos era “contribuir a despejar las dudas sobre la adscripción cultural de los pozos, atendiendo respetuosamente al debate sobre si pudiera tratarse de construcciones fenicias y romanas”. De momento, aclara, “solo podemos hablar de restos de época bajomedieval, ya que no hemos constatado ningún repertorio asociado a otros momentos históricos”.Por tanto, las hipótesis invitan a pensar que son de origen normando.

Imagen

En el Pozo de la Cruz se localiza una piedra con grabados de podomorfos y una marca donde algunos investigadores han visto el símbolo que representa a la diosa fenicia Tanit. Tras los estudios realizados en la zona, el equipo se inclina a pensar que se trata de la marca del cantero que trabajó en el pozo, algo muy corriente durante la Edad Media. En cuanto a la piedra con los podomorfos, creen que podría ser una piedra reutilizada procedente de algún yacimiento aborigen.

Tras excavar en lugares tan alejados de Lanzarote como Panamá, Emiratos Árabes Unidos o Turkmenistán, el especialista en arqueología de la arquitectura Miguel Ángel Hervás y miembro del equipo de investigadores que trabaja en el yacimiento llevó a cabo un trabajo de lectura de los parámetros de los pozos. Gracias a aquel estudio, María del Cristo explica que se ha podido saber que “los pozos de la Cruz y San Marcial son el resultado de un proyecto de obra previamente concebido y en cuya ejecución trabajaron canteros profesionales”.

Esther Chávez destaca, en el caso del pozo de San Marcial, que “fue un trabajo concienzudo, con sillares finamente rematados y en donde las dos cámaras se construyeron con la misma cimbra, es decir, con la misma estructura de madera en la que se apoyaban eventualmente los arcos y las bóvedas”.

Hoy se sabe, por las huellas que dejaron en las piedras, que en la construcción del pozo de San Marcial se utilizaron cinceles, sierras y hachas. Parece que se emplearon piedras de una duna fósil cercana al yacimiento y puede que también se trajeran piedras de la cercana Fuerteventura. En concreto, de una cantera de Corralejo.

En el otoño de 2021 se retomaron los trabajos. En ese momento, el equipo de arqueólogas regresó al terreno para intentar ampliar los conocimientos que los profesores Tejera y Aznar plantearon en la década de los ochenta. En esta ocasión, contaban con avances tecnológicos, con metodología propia de la prospección superficial, la prospección geofísica y la de excavación estratigráfica. Esta vez el convenio también se firmó con el Ayuntamiento de Yaiza.

Una de las excavaciones se centró en lo que los profesores de La Laguna llamaron zona fabril. Allí, el equipo de Esther y María del Cristo ha podido exhumar una serie de habitaciones, probablemente de uso doméstico, en las que todavía se conservan los pies derechos que sirvieron para apoyar los troncos que sostenían las techumbres.

En la zona apareció abundante cerámica aborigen conviviendo con cerámica traída por los expedicionarios, procedente sobre todo de la zona del Levante peninsular. A este conjunto se añaden restos metálicos y monedas del siglo XV, junto a evidencias faunísticas y de malacofauna, que incluyen restos de lapas ya extintas. Todo este repertorio está ahora en fase de estudio. “El análisis de los restos de cerámica aborigen nos va a permitir conocer cómo era la cerámica indígena que se hacía en ese momento en Lanzarote”, asegura María del Cristo.

Además de la zona fabril, el trabajo de excavación se concentró en la denominada zona 6, lo que Tejera y Aznar bautizaron como espacio de hábitat europeo. Esther explica cómo en ese lugar “apareció cerámica aborigen, pero sobre todo europea, restos de loza blanca y azul de la zona del Levante fechada entre mitad del siglo XIV y principios del XV”.

De nuevo, surgieron bajo el jable recintos en piedra y abundantes restos de metal, enormes cantidades de escoria que dan pie a pensar, apuntan las arqueólogas, “que hubiera existido una fragua en la zona”. Sería, sin duda, la primera en instalarse en Canarias.

Mientras se descubrían los restos de antiguas edificaciones, la joya de la zona esperaba oculta. Se trata de la constatación, quizá por primera vez, de la fabricación de muros de tapial en las Islas. Esta técnica consiste en levantar muros de barro y paja compactados a golpes con un pisón, rellenando un encofrado con diferentes capas.

El equipo también se detuvo en los restos que los hermanos Serra Ráfols y los investigadores de La Laguna consideraron una torre. En esta ocasión, los trabajos se centraron en descubrir el patio de la edificación. Tras retirar el sedimento superficial de tierra y arena, apareció un patio de dimensiones considerables y restos de hogares.

Imagen

Cuando las arqueólogas habían perdido la esperanza de seguir encontrando más vestigios de las estructuras que pisaron Bethencourt y Gadifer apareció un muro maltrecho de 1,50 centímetros de ancho fabricado con piedras y argamasa. La posibilidad de que se tratara del recinto que cita Le Canarien empezó a planear sobre las investigadoras que no descartan que se trate de “los restos de un muro que formaría parte de un recinto cuadrado, cuyos lados son apenas visibles”.

“Futuras excavaciones nos podrán decir cómo se conecta este espacio fortificado de gran envergadura con lo que los Serra describieron como la torre bethencuriana”, señala Esther. El recinto se encuentra en lo más alto del yacimiento, una pista más para tener en cuenta a la hora de atribuir al espacio un carácter de fortificación defensiva.

Tras estas dos campañas, la profesora de Arqueología, Esther Chávez, asegura que todos estos trabajos arqueológicos en la zona vienen a confirmar lo que ya habían adelantado otros investigadores antes y es que “estamos ante el primer asentamiento europeo estable en el Atlántico”. Además, continúa explicando, “Rubicón demuestra que fue un espacio de convivencia entre europeos y aborígenes en donde debieron vivirse momentos de crisis, tensión, pactos, etcétera” y desde donde se planificó el salto a Fuerteventura para continuar con la expedición conquistadora.

Hasta Fuerteventura también se acercaron las dos investigadoras hace unas semanas para dar a conocer los trabajos arqueológicos en Rubicón en una charla organizada por la Asociación Patrimonial El Efequén. En tierras de la Maxorata aún falta por encontrar la huella de Jean de Bethencourt y Gadifer de la Salle, donde llegaron en 1404 dispuestos a continuar con la idea expansionista con la que arrancaron años antes en Normandía.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com